viernes, 7 de marzo de 2014

Manifiesto 8 de marzo, por las libertades de las mujeres

El Partido Socialista conmemora un año más el día Internacional de las Mujeres en un contexto de retrocesos históricos en materia de derechos y libertades en nuestro país.  En este día, que siempre ha sido un momento de demandas y reivindicaciones para  los  derechos  de  las  mujeres  en  todo  el  mundo, alzamos  nuestra  voz  para denunciar el grave retroceso que supone para los derechos de las mujeres y para la libertad de toda la ciudadanía el anteproyecto de contrarreforma de la ley del aborto presentado el pasado mes de diciembre por el  Gobierno del PP. 
  
Un proyecto que pretende la derogación de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo aprobada por el Gobierno socialista en el año 2010. Una ley de Salud Sexual que aborda de manera integral el derecho a la salud sexual y reproductiva, y cuyo objetivo es la reducción del número de embarazos no deseados y por tanto la reducción del número de interrupciones voluntarias del 
embarazo, a través de la información, la educación y la prevención, en definitiva una ley equilibrada, que garantiza los derechos de autonomía y la libertad de las mujeres. Todo lo contrario de lo que pretende el anteproyecto de ley del PP, porque con esta contrarreforma eliminan la prevención de los embarazos no deseados, el derecho a tener información y educación sexual en las escuelas y derogan los esfuerzos por 
establecer estrategias en salud sexual y reproductiva para toda la ciudadanía. 

Por todo ello, pedimos al Gobierno que renuncie a convertir el anteproyecto de ley del aborto en un proyecto de ley, solicitando que el Gobierno no dé ni un paso más en  la tramitación de un texto que supone un  enorme retroceso para  la sociedad española. Pedimos  la retirada  inmediata  de  un texto  que muchísimas mujeres  y también muchos  hombres, tanto  en  España  como  en  Europa, sienten  como  una 
auténtica agresión a la libertad y a la dignidad de las mujeres, a la dignidad de una ciudadanía que hace años ya ganó la batalla de poder elegir.  

Existe un sentimiento internacional de que en España se está produciendo no solo un grave retroceso en derechos sociales, sino también un grave retroceso en libertades y derechos  civiles,  y es ese sentimiento el que se moviliza tanto en nuestras  calles como en muchas ciudades y capitales europeas, porque la propuesta del Gobierno es una propuesta que no encaja en Europa, es una legislación que cercena la libertad de las mujeres, que nos expulsa del ámbito de la Unión Europea, y nos sitúa a la cola de países democráticos en el reconocimiento de los derechos de las mujeres. 

Denunciamos un proyecto legislativo que no sólo aumentará el número de abortos clandestinos sino que aumentará la mortalidad y la pérdida de salud y vida de las mujeres en nuestro país. Un proyecto que aumentará la desigualdad y que volverá a dividir  a  las mujeres españolas entre quienes se pueden permitir viajar  a un país vecino  y  acceder  a un  aborto seguro  y  las que no puedan  y se  vean obligadas  a interrumpir su embarazo en condiciones ilegales y clandestinas, en nuestro país. 
  
En definitiva un anteproyecto de ley innecesario e inoportuno que no responde a ninguna  demanda social sino  a  los  intentos  del  gobierno  del  PP  por  contentar  a sectores minoritarios y ultraconservadores que tratan de imponer sus dogmas a toda la sociedad, y que no pueden aceptar las cotas de libertad, igualdad y presencia social que han alcanzado las mujeres en nuestro país,  gracias en gran medida a las políticas de los gobiernos socialistas, que han hecho de la libertad un patrimonio colectivo que debemos defender ahora más que nunca. 

También, un año más, debemos llamar la atención sobre la grave situación que vive la lucha  contra  la violencia  de  género,  porque  un  año más  el Gobierno  popular  ha reducido  los  presupuestos  para combatirla  y  sigue  dejándola  fuera  de  sus prioridades. Denunciamos que la reducción del presupuesto ya supera el 28% y que las reformas legislativas como la del Código Penal o la Reforma Local, vaciarán de contenido  a  la  Ley  Integral  y  dejará  desprotegidas  a  las  víctimas.  En  definitiva, estamos asistiendo al desmantelamiento por  la puerta de atrás de  la  Ley Integral contra la Violencia de Género. 

La reforma laboral, la crisis y las políticas del PP están mandando a las mujeres de vuelta a casa, como lo demuestra el dato de que por primera vez en más de 30 años la  Tasa  de  Actividad  femenina,  que siempre  había  crecido,  está  descendiendo. Estamos igual que el 8 de marzo pasado, peor si cabe, porque las mujeres deberían trabajar 82 días más al año que los hombres para poder cobrar la misma retribución anual, porque en España hay 2’8 millones de paradas, tienen la mayoría de contratos temporales  y  realizan el  80%  del  trabajo  no  remunerado.  Esto  no  es  casual,  la derecha necesita que las mujeres asuman los servicios que el Estado está dejando de prestar con su política de recortes en la educación, en sanidad y en dependencia, por eso mandan a las mujeres de vuelta al hogar.  

En  las  próximas  elecciones  europeas  nos  jugamos  mucho,  y  especialmente  las mujeres que son quienes más sufren con mayor vulnerabilidad   las situaciones de desprotección  y  los  retrocesos  sociales tanto  en  España  como  en  Europa.  Nos jugamos la Europa del bienestar, de los derechos económicos y sociales, nos jugamos la  Europa  de  las  libertades  y  de  la  convivencia,  nos  jugamos  la  Europa  que se reconoce diversa y garantiza la libertad y los derechos de todas las personas, de las mayorías y las minorías, de mujeres y hombres. 

Este 8 de marzo el PSOE acompañará a la sociedad y a las organizaciones sociales y feministas  en  las movilizaciones  en  defensa  de  los  derechos  y  la  libertad  de  las mujeres que se celebrarán en toda España. Además, hacemos un llamamiento a los hombres y mujeres de este país, a las instituciones y a las organizaciones para qué se sumen a esta conmemoración del Día internacional de las mujeres. 

8 de marzo de 2014. Día Internacional de las Mujeres.