lunes, 10 de febrero de 2014

Cospedal enmascara la privatización de la Sanidad Pública de Castilla-La Mancha


Si hace unos meses, nos despertábamos con un presunto trato de favor hacia María Fernanda Gómez Martínez, esposa del consejero de Educación de Castilla-La Mancha, Marcial Marín, que fue operada de urgencia de una hernia discal saltándose a la torera cualquier trámite administrativo (lista de espera incluida), estos días nos desayunamos con un dato todavía más bochornoso. Cuando la  ratio de pacientes en lista de espera se incrementa, durante el mandato de Cospedal en 37.000 afectados, la política de derivación de pacientes a Clínicas privadas, al objeto de “acelerar los procesos quirúrgicos de intervención y “reducir los tiempos de espera” constituyen- al albur de los datos reseñados- no sólo una burla grotesca a la inteligencia ciudadana; es también un ataque frontal a la calidad del Sistema Público de Atención Sanitaria, en pro del enriquecimiento de determinados segmentos privados con medidos intereses en la gestión sanitaria.

Como nos estamos cansando de denunciar ante los engaños masivos a la ciudadanía, he aquí una prueba más de lo que el PP de Castilla-La Mancha y el Gobierno de María Dolores Cospedal entiende por gestión sanitaria. Ya no sólo se conforman con  vulnerar la igualdad de los castellano-manchegos en materia de Salud con comportamientos caciquiles como el ejercido sobre la Sra de Marín, sino que abordan con total impunidad la creciente privatización de los recursos sanitarios  muchos de los cuales van a recaer además, a manos de la empresa Capio, propiedad del marido de la propia Cospedal.


Por ello, como Agrupación Local del PSOE de Pozuelo de Calatrava, queremos posicionarnos en contra de cualquier derivación sanitaria de pacientes con intereses espurios que solo pretenden a nuestro juicio, desmantelar el Sistema Público y de acceso igualitario que se construyó con la aplicación de políticas progresistas por parte de los distintos gobiernos socialistas Igualmente exigimos una ponderada rectificación en las políticas de gestión sanitaria o la dimisión o cese inmediato del Sr. Echániz, como Consejero de Salud de la Junta de Castilla-La Mancha.