martes, 9 de octubre de 2012

NECROLÓGICA ANTE EL FALLECIMIENTO DE LUIS GOMÉZ LLORENTE

 
 
Al conocer la noticia del fallecimiento reciente del compañero y fundador de Izquierda Socialista, Luis Gómez Llorente, quien nos dejaba hace unos días a los  73 años, a muchos socialistas (marxistas como él), se nos viene a la cabeza la imagen aquel hombre sosegado, de pelo oscuro peinado hacia un lado, la cara angulosa, los ojos perdidos en la lejanía utópica, la boca siempre pegada a la cachimba y la cabeza amueblada por férreas convicciones ideológicas. Éste era el hombre, el intelectual y dirigente socialista de la Transición,  apreciado y admirado por todos los militantes del PSOE que nunca renunciaron al programa máximo para lograr un país justo e igualitario. El mismo que pocos meses después de la muerte del dictador,  acompañara a Felipe González a una cena con Manuel Fraga -irreverente y todopoderoso Ministro de la Gobernación del gobierno Arias-, donde surgió algo más que dialéctica entre la visceralidad amenazante del entonces ministro conservador y la pausada reflexión de hombre tranquilo  que siempre caracterizó a  Gómez Llorente. Fue también quien que en mayo de 1979 y aunque siempre respetado por la militancia, fue arrollado y defenestrado en maniobra torticera,  por la fuerza del sector oficialista  ante su renuencia al abandono del marxismo como referencia ideológica del PSOE.

Por eso  hoy que el  proyecto socialista pasa por una de las mayores encrucijadas de su historia y ante la silenciada indiferencia que la muerte de este histórico dirigente parece provocado en distintos ámbitos de la izquierda, desde el PSOE de Pozuelo de Calatrava queremos reivindicar  y ensalzar su figura como referente inequívoco de los mejores valores que conforman los fundamentos del socialismo español en los que mirarnos  si queremos evitar superar las derivas ideológicas que nos pueden atenazar.

 

¡¡¡DESCANSE EN PAZ EL COMPAÑERO GÓMEZ LLORENTE!!!